Diversas investigaciones han confirmado que la interiorización de los mitos del amor romántico podría ser un factor de riesgo para la aparición de violencia de género, por lo que se hace necesario trabajar en la deconstrucción de estas creencias y patrones transmitidos generacionalmente y fomentar relaciones de pareja sanas e igualitarias que potencien el pleno desarrollo de las chicas y chicos y deje atrás la desigualdad de género y la discriminación patriarcal.

GRUPO 1 de mitos de Amor Romántico: “El amor todo lo puede” 

1) Falacia de cambio por amor: esta creencia errónea puede llevarnos a aceptar y tolerar comportamientos de la pareja claramente ofensivos desde el convencimiento de que la otra persona los cambiará porque “te ama”.

2) Mito de la omnipotencia del amor: Creer que el amor “lo puede todo”. Al aceptar esto, podemos encontrar dificultades al usarse como una excusa para no modificar determinados comportamientos o actitudes o malinterpretar conflictos en la pareja. 

3) Normalización del conflicto: llegar a normalizar que todo lo que ocurre en las primeras fases de la relación, tenga la gravedad que tenga y más allá de los momentos de desacuerdo, acercamiento de posturas y concesiones, es propio del proceso de adaptación y forma parte del desarrollo normal de la relación. 

4) Creencia en que los polos opuestos se atraen y entienden mejor: esto está relacionado con la normalización del conflicto cuando la realidad parece mostrar que cuantas más cosas se tiene en común, mejor se entienden las parejas.

5) Mito de la compatibilidad del amor y el maltrato: considerar que amar es compatible con dañar o agredir. Si te hace daño, no te ama. 

6) Creencia en que el amor “verdadero” lo perdona/aguanta todo: creencia de que en muchas ocasiones da pie al uso de argumentos basados en el chantaje con el que manipular la voluntad de la pareja, imponiéndole criterios propios. Si no me perdonas, es que no me amas de verdad.

GRUPO 2 de mitos de Amor Romántico: “El amor verdadero predestinado” 

1) Mito de la “media naranja”: creencia de que hemos escogido la pareja que de alguna manera teníamos predestinada.  

2) Mito de la complementariedad: creencia de que para sentirse completa o completo en la vida se necesita el amor de pareja. 

3) Razonamiento emocional: esta distorsión cognitiva nos hace creer que la otra persona ha activado una química especial que nos hace estar enamoradas o enamorados y está dirigida a esa persona en concreto. 

4) Creencia en que sólo hay un amor “verdadero” en la vida: creer que sólo se quiere de verdad una vez y si se deja pasar nunca se volverá a encontrar el amor. 

5) Mito de la perdurabilidad, pasión eterna o equivalencia: creer que ese amor romántico y pasional de los primeros meses de una relación puede y debe perdurar por siempre, tras años de convivencia; y que el amor y el enamoramiento pasional son lo mismo.

GRUPO 3 de mitos de Amor Romántico: “El amor es lo más importante y requiere entrega total” 

1) Falacia del emparejamiento y conversión del amor de pareja en el centro y la referencia de la existencia personal: entender que sólo se puede ser feliz en la vida si tienes pareja y relegar todo lo demás. 

2) Atribución de la capacidad de dar la felicidad: creer que la capacidad de dar felicidad la tiene la pareja por completo, que la otra persona es la que nos da la felicidad. 

3) Falacia de la entrega total: es la idea de “fusión con la otra persona”, olvidando la propia vida, dependiendo de él o ella, sacrificando lo propio sin esperar nada a cambio. 

4) Creencia de entender el amor como despersonalización: entender que el amor es un proceso que implica sacrificar cómo eres tú para identificarte con la otra persona, olvidando la propia identidad y vida. 

5) Creencia en que si se ama debe renunciarse a la intimidad: creer que no pueden existir secretos y la pareja debe saber todo sobre la otra persona.

GRUPO 4 de mitos de Amor Romántico: “El amor es posesión y exclusividad” 

1) Mito del matrimonio: se basa en la creencia de que el amor romántico y pasional debe conducir a la unión estable. Esta idea une por primera vez los conceptos de amor romántico, matrimonio y sexualidad, dejando de ser un matrimonio concertado para ser un matrimonio “por amor”. Es una idea de finales del siglo XIX y principios del XX 

2) Mito de los celos: creencia ligada a la visión del amor como posesión y el desequilibrio de poder en las relaciones de pareja.  

3) Mito sexista de la fidelidad y de la exclusividad: con diferentes juicios para mujeres y hombres.

La interiorización de los mitos del amor romántico suele ser un motivo habitual para aceptar actitudes y comportamientos que no son propios de una relación sentimental sana; de forma que la falta de experiencias previas en cuanto a relaciones de pareja y la presencia de los mitos asociados pueden provocar que surjan relaciones de noviazgo dañinas.

Recuerda que el amor es infinito, abierto, diverso y colorido: hay muchas formas posibles de quererse y relacionarse sexual y afectivamente. Hay muchas maneras de unirse, de estar y de separarse. Todas y todos tenemos derecho a explorar otras formas de ser y de relacionarnos, y a dejar atrás las estructuras de la tradición.

Laura Rodríguez-Mondragón, psicoterapeuta de Nara Psicología
Share This