Mediación

La mediación es un proceso voluntario y confidencial para la gestión y resolución de conflictos donde las personas son guiadas por un tercero imparcial y neutral. Durante este proceso, identifican sus diferencias y dialogan en un escenario donde son ellas las que plantean y encuentran las soluciones..

Mediación

La mediación es un proceso voluntario y confidencial para la gestión y resolución de conflictos donde las personas son guiadas por un tercero imparcial y neutral. Durante este proceso, identifican sus diferencias y dialogan en un escenario donde son ellas las que plantean y encuentran las soluciones.

Como método alternativo de resolución de conflictos tiene grandes ventajas:

  • Las protagonistas son las personas.
  • Se posibilita mantener la relación ya se buscan situaciones donde nadie pierda.
  • Las soluciones las proponen las personas interesadas.
  • Los acuerdos se adoptan voluntariamente, por lo que suelen tener mejor cumplimiento.
  • Al finalizar, disminuye el sufrimiento y la tensión propias de las disputas.

 ¿Cómo se aborda?

Un proceso de mediación consta de diferentes fases que se van sucediendo, que irán generalmente de lo abstracto a lo concreto.

  • Toma de contacto: Presentación del proceso, normas y recogida de información.
  • Aclarar el conflicto: Desgranar poco a poco las facetas que tiene el conflicto de una manera que integre todos los puntos de vista.
  • Proposición de soluciones: Una vez expuesta la situación comienzan las negociaciones para orientar los acuerdos.
  • Acuerdos: Se definen los acuerdos: Qué, quién, cómo, cuándo y dónde.
  • Gestión del conflicto: En caso de no poder llegar a acuerdos, se tratará de construir alternativas que permitan minimizar los posibles perjuicios.

¿Qué normas sigue?

  • Voluntariedad: Todas las partes han de acudir y participar voluntariamente, habiendo sido informadas correctamente de las características del proceso.
  • Confidencialidad: Las conversaciones que se dan en un proceso de mediación no serán compartidas con terceros.
  • Colaboración e implicación: Es necesaria la predisposición de las partes a escucharse sin interrupciones, a esforzarse para solucionar el problema y ser lo más honestas posible.
  • Respeto: No serán admitidas conductas agresivas tales como insultos, motes, lenguaje agresivo… ni por supuesto violencia física.
  • Imparcialidad: Habrá un equilibrio donde cada parte cuente con el mismo protagonismo. Del mismo modo, la figura mediadora no se posicionará a favor o en contra de nadie.

¿Cuándo se puede mediar?

  • Si reúnen los requisitos recogidos en las normas
  • En relaciones donde haya un equilibrio de poder.
  • Casos donde se haya intentado llegar a acuerdos de manera infructuosa.
  • En momentos de estancamiento con temas recurrentes.
  • Cuanto más concreto sea el desacuerdo, mejor pronóstico tendrá el proceso.

¿Qué no es objeto de mediación?

  • Situaciones donde haya una preminente desigualdad entre las partes.
  • Situaciones de violencia, o donde haya un elevado riesgo de violencia.




Terapia On-line

 

Sirviéndonos de las herramientas digitales, ofrecemos la posibilidad de iniciar un proceso terapéutico evitando los desplazamientos que a veces impiden dar el paso.
Ya sea porque resides en el extranjero, tus horarios no te lo permiten, el desplazamiento supone una barrera o porque sencillamente te resulta más atractivo, esta es tu opción.

Contacto

Nuestras Direcciónes:

CENTRO DELICIAS
CENTRO EMBAJADORES
Calle Tomas Bretón 6
Paseo de las Acacias 5, 3ro 1ra
28045
28005
Madrid

Telefono: +34 649 88 46 66 / +34 912 40 48 69

 

E-mail: info@narapsicologia.es

Share This