EMDR o Desensibilización y Reprocesamiento por los Movimientos Oculares es un abordaje psicoterapéutico integrador basado en el Procesamiento Adaptativo de la Información (PAI).

Mediante este abordaje podemos comprender y procesar de manera adaptativa las situaciones vitales adversas, estimulando los mecanismos de adaptación inherentes al ser humano.

¿Cómo trabajamos en EMDR?

El terapeuta realiza en primer lugar una historia clínica pormenorizada en la que se ponen de manifiesto las situaciones adversas en la vida presente y pasada del paciente. Después de que terapeuta y paciente identifiquen el o los problemas a tratar, se prepara un plan de tratamiento mediante el cual, a través de estimulación bilateral, se accederá a la red de información del paciente.

A través de este abordaje, que se basa en sesiones terapéuticas estructuradas en distintas fases, se logra reducir el tiempo de terapia logrando que el paciente procese de manera adaptativa la información de la situación adversa que le está creando el malestar.

Problemáticas a tratar con EMDR

Aunque en un principio EMDR nació como un abordaje terapéutico para tratar el trauma, en la actualidad ese ha visto efectivo en más problemáticas.

La mayoría de las Guías Clínicas internacionales y la Organización Mundial de la Salud lo avalan como tratamiento de primera línea en el Trastorno por Estrés Postraumático, pero en la actualidad además se utiliza EMDR para el tratamiento de problemas de apego, trastornos de ansiedad, duelos, trastorno de la conducta alimentaria, fobias, adicciones, trastornos somatomorfos, etc.

Psiquiatría Forense

La psiquiatría legal y forense es una subespecialidad dentro de la Psiquiatría que combina la práctica clínica y la pericia psiquiátrica con el marco legal de cada país.

La función de un psiquiatra forense es la realización de la evaluación del estado mental del sujeto y la posterior emisión de un informe pericial psiquiátrico con la consecuente ratificación o no en el juicio.

Dicho informe pericial psiquiátrico es aportado al proceso judicial con la intención de auxiliar a los miembros de la justicia es sus dictámenes, teniendo en consideración el estado psíquico del sujeto implicado en el proceso legal.

Los informes periciales psiquiátricos son de utilidad en multitud de procesos judiciales, entre ellos destacamos la valoración de las capacidades mentales del sujeto y su responsabilidad o imputabilidad, los procesos de incapacidades laborales, la evaluación de competencias, los procesos de incapacitación judicial, etc.

En Nara Psicología contamos con la colaboración de una psiquiatra especializada en Psiquiatría Forense que podrá asesorarte si te encuentras en medio de un proceso judicial y precisas un informe pericial.

Share This